Columnistas | Panorama MunicipalMartes, 3 Diciembre, 2013 - 07:25

Edición Impresa

Plan “ajuste” para todos

 Por Adrián Aráoz (*)

No hace mucho tiempo, el municipio de la Capital era prácticamente el Papá Noel de la Provincia. Ahora, la realidad cambió y pasó a ser el villano. No hace mucho, la gestión de RJ se dio el lujo de comprar hasta una flota de camionetas 0 Km y “regalar” al Gobierno de la provincia. Ahora, el Ejecutivo municipal implementó un estricto plan de achique y de control de gastos en todas las áreas, porque al parecer los recursos serían insuficientes.
El plan de ajuste estaría dejando muchos heridos en el camino. No solo funcionarios que son removidos de sus cargos, sino que la onda expansiva llegó también a los trabajadores. Empleados de planta, contratados y becados, a todos por igual. De alguna u otra manera, se ven perjudicados por el plan “achique de gastos”.
Este proceso marcaría el rumbo de lo que resta de la gestión comunal que conduce RJ. Sin dudas, la intención además de menguar el gasto, es activar la administración municipal y que los recursos sean bien utilizados y distribuidos.
RJ sabe que quizás tenga que sobrevivir financieramente más de un año sin el apoyo del Gobierno provincial y, por ello, toma todos los recaudos para evitar sorpresas y dolores de cabeza a futuro.
 
¿Contratado 2013, desocupado 2014? 
Cuentan los pajaritos que en los pasillos comunales crece el tole tole por una posible barrida de contratados en todas las áreas de la municipalidad. Dicen que en principio serían 210 los contratados que se quedarían sin trabajo. Aunque todavía no hay confirmación oficial de la medida, se dice que algunos contratados ya habrían sido notificados. Es más, algunos soldados de la gestión de RJ, días atrás, habrían recorrido área por área notificando de algunos recortes.
Esta situación de incertidumbre laboral causa un malestar generalizado de los contratados y becados, quienes siempre terminan pagando los platos rotos y siendo los primeros perjudicados a la hora de hacer alguna reducción en el municipio de la Capital.
En el plan de ajuste, cuentan que los becados de la comuna pasarían a ser beneficiarios del Programa Capital Social, lo que implicaría que pierdan no solo la dependencia con el municipio, sino también  otros beneficios laborales adquiridos por los años de servicio.      
 
Semana de conflicto
El plan de ajuste ocasionó que los empleados y trabajadores de la municipalidad salieran a la calle a reclamar por la quita de las horas extras en algunas dependencias municipales. Hubo corte de calles, quema de neumáticos y paro de actividades en varias dependencias.
Ante este panorama lleno de conflicto y reclamos, el secretario de Gobierno de la comuna (algo lerdo y sumiso) debió salir a intentar apagar el incendio y explicar a los trabajadores las medidas de recortes impuestas por el Ejecutivo municipal.
Aunque algunos pajaritos aseguran que el joven secretario de Gobierno tuvo un aceptable desempeño ante la embestida de los obreros, se cuenta que el hombre estaría siendo seguido desde cerca en su desempeño, ya que habría intenciones de otros soldados de la gestión de RJ de ocupar el sillón del “facha”.           
 
¿Dueña del sillón?
En el ámbito de la Capital, el tablero político también se mueve. Pajaritos cuentan que después de innumerables negociaciones ya habría un principio de acuerdo entre el Frente Cívico y Social y Tercera Posición. Las cartas ya estarían marcadas y todo indicaría que la concejal electa por el barrionuevismo “Doña Lili” ocupe el sillón presidencial del Poder Legislativo Municipal.
Por el lado del oficialismo, se cree que  nada está perdido. Se cree que los números para llegar a la presidencia se darían a su  favor. Todo puede suceder, aunque la Sección Preparatoria todavía no tiene fecha definida, se está en tiempo de descuento…
 
Sin acomodarse
La directora de Prensa de la municipalidad de la Capital, cuentan los pajaritos, sigue mostrando sendos signos de desmaña a la hora de llevar adelante su función pública. Los becados y contratados que prestan servicios en el área, ante la impericia de la funcionaria, deben trabajar el doble; y lo peor, todo por el mismo precio...       
Por otro lado, habría también varias quejas por falencias y demoras administrativas en el área de Prensa Municipal desde el desembarco de la joven directora que todavía andaría buscando una brújula para acomodarse en su cargo. 

Comentá esta nota