Columnistas | Panorama MunicipalMartes, 11 Marzo, 2014 - 09:10

Edición Impresa

Así somos y hacia allá vamos

Por Maria Emilia Soria

Si alguien pensó que el 2014 llegaría a ser un año tranquilo, sin contratiempos ni cruces políticos, sin duda alguna se equivocó. Comenzó la tarea y con el paso de los días ésta creció tanto como los desafíos y promesas. En la Capital catamarqueña nadie parece descansar. El anuncio de un plan de reforma del Estado que incluye la movilidad automática como las primarias  municipales calaron hondo, adelantó reuniones, como juicios de valor y hasta críticas provinciales.
La actividad política, internas partidarias y la vida institucional en un año preelectoral demandan acuerdos como respuestas inmediatas, definiciones concretas y, en lo necesario, “sin rodeos ni traiciones”, dicen desde el Ejecutivo a cargo del licenciado Raúl Jalil. Sin embargo, no a todos parecería  preocuparles las tareas que le competen y a algunos les sobraría el tiempo. El estilista como asesores de imagen y las palabras que se van a usar “para conformar a todos sin defraudar a nadie” parece ser lo  importante en el Concejo Deliberativo de la ciudad.
El 2013 se despedía con grandes interrogantes, certezas de “ñoquis”, el ejido municipal con decenas de cambios y renuncias aceptadas y funcionarios nombrados por la gestión del ex edil de Movilización Simón Hernández en el Palacio Legislativo comunal, con la firme intención de darles de baja, según expresan algunos concejales del oficialismo, mientras la presidenta del cuerpo solo se limita a un análisis profundo de la iniciativa, alargando tiempos y “pasando ahora la pelotita” a todos los bloques.

 

“La ciudad ya tiene otra cara”
Hace 10 días que el intendente Jalil con varios anuncios de por medio, ponía en marcha el periodo de sesiones ordinarias del CD capitalino, habló de una ciudad ágil, moderna y segura, como de varios proyectos que enviará para tratamiento del cuerpo de concejales, entre ellos la reforma del Estatuto de los Obreros y Empleados Municipales, la actualización automática de los salarios de todos los trabajadores municipales y cambiar el sistema electoral con la inclusión de las Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), la utilización del voto electrónico y/o de la boleta única, de modo similar a lo que ocurre en otras provincias.
Para el jefe comunal, la Capital de la provincia “tiene otra cara y hasta muchos de los sueños que había esta gestión ha cumplido”, por lo que la postura de Jalil hoy, está centrada en un plan de reforma basado en la modernización y sistematización, pero sin descuidar “el control de hasta el más mínimo centavo como tarea a cumplir”.

 

Una menos y con un paso adelante…
Cuando a la Provincia todavía le resta resolver el conflicto salarial con docentes y varios organismos del Estado, Jalil ya dio un paso adelante. Con diálogo de por medio, sin paros ni movilizaciones, docentes del Sistema Educativo Municipal y Ejecutivo acordaron un incremento salarial del 30 % antes de iniciar las clases, en tanto que en enero último ya se había fijado un aumento de $ 1.800 para el resto de los trabajadores de la comuna, llegando a un piso no menor a los $ 5.100.
Adelantándose a reclamos y como parte de las resoluciones definitivas, desde el municipio se prevé además, la ordenanza por la cual habrá una actualización automática de los salarios que se realizará en los meses de enero y junio de cada año, conforme con una fórmula vinculada con el aumento de la recaudación y otras variables.
Si de educación se trata, es necesario referirse también a aquellos colegios privados ubicados en la ciudad capital, que por falta de documentación y sin ninguna medida de seguridad fueron multados y hasta clausurados.     

 

Defender hasta con los dientes
Con la concejal Jimena Herrera a cargo de la presidencia y mientras algunos se quedaron mirando de reojo y con la idea fija de venganza, el Concejo Deliberante comenzó su trabajo y marcha, de a poquito, pero hacia delante.
“Bien peinados y limpitos”. Sin adelantar jugadas pero convencidos, todos los bloques aseguran que será un año difícil, pero ganarán la visión política, el tacto y los reflejos. Mientras tanto, las actividades se reparten entre proyectos, algunos pedidos de informe, exigencias de bajas, entrega de subsidios, estilistas, secretarias, asesores de imagen, caminatas y sesiones de foniatría.
Según se comentó por otra parte, la orden es salir a los barrios, y para ello ya habría hasta remeras identificatorias, dejando en claro el lugar que se ocupa y quién manda, por lo menos por ahora.  
Sin hablar mucho, pero con acciones concretas, en el oficialismo legislativo ya se dejan ver ciertos mandatos, dilaciones y hasta contrariedades con el solo hecho de responder a “los dos”.

 

Repartidos, pero juntos…
En lo que refiere al tema político no harían falta aclaraciones. El jefe comunal ratificó su apoyo y trabajo para con el massismo en el nivel nacional a partir del Frente Renovador, mientras garantiza su respaldo absoluto al proyecto kirchnerista-corpaccista en la provincia, más allá de las diferencias y ausencias absolutas que pudieran verse en la sesión del 1 de marzo como en algunas declaraciones y reuniones dadas con las cabezas legislativas hace unos días.
Ahora, en el plano deliberativo de la ciudad, si bien algunos concejales oficialistas se dejaron ver en la reunión de respaldo a la mandataria catamarqueña y presidenta del PJ y hasta firmaron solicitadas, desde la Renovación se pronunciaron en contra de esta medida como algo fuera de tiempo, pero “con un claro gesto de presión por parte de alguien”.
Los radicales no se quedan atrás. Aunque la intención diaria es no mostrar debilidad de ningún tipo, la idea de desintegrar la línea Celeste y quedar enfrentados Oscar Castillo y el ex jefe comunal Ricardo Guzmán descolocó a muchos y pesa bastante, por lo que salvo una edil, los demás prefieren mantenerse al margen y respetar acuerdos, aunque sea por el momento.
Ni acá ni allá. La llegada del barrionuevismo para el cuerpo todo no deja de ser una incertidumbre plena. Aunque la ex diputada se mostró últimamente muy cerca del oficialismo y adelantaron acuerdos políticos- institucionales para el bien de la comuna, también se adelantó que no habrá dudas cuando llegado el momento se deba dar un paso al costado, avanzar con pedidos de informes o rechazar propuestas.
El año comenzó, todo está listo y las cartas echadas, dirían algunos. Sin romper ni aflojar, el 2014 en el municipio capitalino ya dio sus primeros pasos y de ahora en más restará ver las jugadas y rezar que nadie pierda.

 

Por Emilia Soria

Comentá esta nota