Columnistas | Panorama DeportivoDomingo, 6 Marzo, 2016 - 21:00

"La Davis me motiva mucho y siento que necesitaba ganar partidos así"

Leonardo Mayer, exultante tras haber ganado el punto que le dio a la Argentina el triunfo sobre Polonia y el boleto a cuartos de final, confesó este domingo que le "falta mucho para ser un gran jugador de Copa y ojalá que la racha pueda estirarse".

"Me gusta jugar la Davis, me motiva muchísimo y además me sirve para el circuito. Siento que me hacía falta ganar partidos así", expresó Mayer luego de su triunfo sobre el polaco Michal Przysiezny por 6-7 (4-7), 7-6 (7-4), 6-2 y 6-3 en dos horas y media, que dejó en silencio al inmenso estadio Ergo Arena.

El correntino, quien no pierde en la Davis desde septiembre de 2013, es decir hace dos años y medio, atendió a Télam en uno de los pasillos que conducen desde la sala de prensa a la cancha, con su habitual cordialidad y buena predisposición, pese a que había trajinado bastante para darle el punto al equipo argentino.

"Jamás me voy a agrandar, me falta mucho para ser un gran jugador de Copa Davis y ojalá que la racha pueda estirarse, porque no es sólo mía, sino de todo el equipo que me apoya permanentemente", añadió el 'Yacaré', de 28 años.

Mayer analizó la serie ante Polonia y su victoria sobre Przysiezny, quien ingresó al equipo en reemplazo de Jerzy Janowicz, lesionado en la rodilla derecha.

"La baja de Janowicz nos abrió una ventanita y sabíamos que les quedaba un dobles muy fuerte. Hicimos las cosas bien y pude cerrar un partido complicado, ya que Przysiezny jugó dos sets muy buenos y recién en el tie break del segundo pude encontrarle la vuelta para ganarle", comentó a Télam el correntino.

Mayer se refirió finalmente al próximo rival de Argentina, que será Italia, como visitante, el 15, 16 y 17 de julio.

"Italia es un equipo muy completo, con un dobles fuerte. Será complicado pero seguro que se comerá muy bien ahí", se permitió bromear Mayer sobre el final de la charla.

Al correntino no le gusta que lo elogien demasiado ni que lo mencionen como líder, aunque su actitud de ser el primero en llegar a cada práctica y muchas veces el último en irse le otorgaron un respeto especial de los demás integrantes de la delegación en Gdansk.
 

Deportes - Télam

Comentá esta nota