Columnistas | Panorama DeportivoSábado, 28 Mayo, 2016 - 20:15

Simeone habló de “fracaso” y puso en duda su continuidad

Fiel a su estilo, el Cholo dijo que "del segundo no se acuerda nadie" y se enfocó en el resultado. “Ahora tengo que calmar las heridas en casa”, advirtió.

Fiel a su estilo. No lo cambia ni cuando gana sin merecerlo ni cuando pierde habiendo hecho las cosas mucho mejor que su rival. Diego Pablo Simeone se sentó a dar la conferencia de prensa posterior a la dolorosa caída de su Atlético de Madrid ante Real Madrid en la final de la Champions y habló a corazón abierto. Tómelo o déjelo.

“Lo que tengo en claro es que el segundo no se acuerda nadie. Perder dos finales es un fracaso y ahora tengo que calmar las heridas en casa. Yo creo que el que gana siempre es el mejor y el Madrid ganó así que es el mejor. No creo en la justicia en el fútbol y las excusas no fueron hechas para mí. Nos queda felicitar al Madrid porque fue superior en los penales y el que gana es el mejor. El fútbol también es destinos y hoy no estaba destinado para nosotros", resumió el Cholo

"¿Qué le digo a la gente? Que es un momento para pensar de parte mía -remarcó- y que la única manera de ganar es seguir trabajando. Ahora prefiero pensar, reflexionar. En mi vida nunca hubo cosas fáciles. Llegar a dos finales de la Champions en tres años no es fácil, pero no estoy contento con esto".

Al DT se lo notó dolido, pero seguro en los conceptos. Fue él mismo el que sembró las dudas sobre su futuro en el Aleti y, aunque no aseguró nada, dio a entender que podría buscar nuevos desafíos.

Sobre el partido, destacó la reacción de su equipo en el segundo tiempo y advirtió que en el final ya no estaban bien físicamente para ir por el triunfo.

"Empezamos mal el partido, y después, con el correr de los minutos, nos acomodamos mejor. En el segundo tiempo tuvimos la posibilidad con el penal de empatar enseguida, no pudimos, pero seguimos con la misma idea. Por suerte logramos empatarlo. Y después el partido fue muy cansador, ya ninguno de los dos tenía ideas. Yo estoy orgulloso de mis jugadores, hicieron un esfuerzo extraordinario, los quiero muchísimo. La Champions es durísima y pasamos al Barcelona, al Bayern Munich, hoy remontamos un 0-1 temprano y logramos estar otra vez en el partido. Se fueron todos acalambrados, dejando todo, han dado lo máximo que tienen", explicó el DT argentino.

Y volvió a referirse a una nueva oportunidad perdida en el torneo de clubes más importante del mundo, tras la final perdida (también contra Real Madrid) en 2014: "No sé qué Copa duele más. Duele ver a la gente que pagó la entrada, que viajó, que se ilusionó. Y yo como cabeza responsable de la institución, no les pude dar lo que ellos querían. Es una desilusión".

Fuente: Clarín

Comentá esta nota