Columnistas | Panorama JudicialSábado, 12 Noviembre, 2016 - 22:45

Condenaron a prisión perpetua al asesino de la joven chilena

Los jueces consideraron que el crimen se trató de un femicidio. Lucas Azcona deberá enfrentar otros juicios por violación, robo y agresiones.

La Justicia condenó a prisión perpetua por femicidio y alevosía a Lucas Azcona, quien estaba acusado de matar a la estudiante chilena Nicole Sessarego Bórquez el 15 de julio de 2014 en el barrio porteño de Almagro.
Shirley Bórquez Cáceres, la madre de Nicole, recibió “conforme” la condena aunque remarcó que el “inmenso daño” causado a su familia “nunca va a ser superado”.
El Tribunal Oral en lo Criminal 15 consideró culpable al joven de 23 años por el homicidio y sumó los agravantes de odio de género -al considerar que se trató de un femicidio- y alevosía.
Patricia Anzoátegui, abogada de la familia de la víctima, destacó que se trata de un fallo ejemplar que “abre una puerta muy importante para otros casos de femicidio”. Además señaló que Azcona enfrentará otros juicios por violación, robo y agresiones.
Con este fallo, Azcona deberá pasar los próximos 35 años en prisión sin recibir beneficio alguno.
La audiencia se llevó a cabo este viernes en el octavo piso de la sede judicial ubicada en Lavalle 1171, donde el tribunal integrado por Patricia Llerena, Adrián Martín y Hugo Decaría informó su decisión.
El fiscal del juicio, Ignacio Mahiques, había pedido en su alegato que el acusado sea condenado a la pena máxima del Código Penal por el delito de “homicidio doblemente agravado por odio de género y alevosía”, el primero de este tipo en el país.
Mahiques formuló esa solicitud tras presentar las pruebas sobre cómo fue el crimen de Nicole, de 21 años, la responsabilidad del mismo y la motivación que pudo tener el autor.
El fiscal explicó que las evidencias “demuestran que la víctima no tuvo tiempo de reaccionar”, al considerar los resultados de los peritajes en el lugar del hecho y de los informes de la autopsia realizada al cuerpo de la estudiante, que presentaba 11 heridas de arma blanca en el rostro, el cuello y el torso.
Sessarego Bórquez fue asesinada el 15 de julio de 11 puñaladas, a metros de la entrada de su departamento, en Almagro, cuando volvía de bailar.
La joven se bajó en la estación “Castro Barros” de la Línea A de subtes y fue acuchillada en la calle Don Bosco al 4200.
Las cámaras de seguridad detectaron que el agresor fue una persona de mediana estatura, tez blanca y con un gorro que no permitió identificarle la cara.

Comentá esta nota