SociedadJueves, 15 Diciembre, 2016 - 03:05

Nueva visita del Grupo Solidario “Quebradas y Puna”.

Los días 08 y 09 de este mes en curso el Grupo Solidario “Quebradas y Puna”, realizó su tercera y última Campaña Solidaria del corriente año, según prevé su programa de Asistencia Social, realizan tres visitas anuales a nuestra provincia.

En esta oportunidad, extendió sus manos solidarias a las Comunidades de los parajes de la  Cuesta de Vicuña Pampa - (ubicada en el distrito de Corral Quemado a una altura de más de m.s.n.m; integrada por dieciséis familias, aproximadamente entre setenta y ochenta habitantes) – La Angostura, La Redonda y Carachi – (Comunidades Indígenas localizadas en la jurisdicción de Villa Vil, a 4000 m.s.n.m.)
Se hizo entrega de alimentos no perecederos, ropa de cama, juguetes, útiles escolares;medicamentos para el Hospital de Villa Vil. Se instaló el equipamiento necesario para dotar de energía fotovoltaica a Carachi y La Redonda. La distribución de protectores solares estuvo a cargo de una Médica Dermatóloga.
Tal como se publicara por este Diario el pasado 22 de agosto del corriente año, los habitantes de estos parajes padecen de pobreza extrema de rasgos críticos. Los testimonios de algunas personas son desgarradores.
Los padecimientos,  causados por las carencias de satisfactores fundamentales a la subsistencia humana, se agravan por las inadecuadas, insuficientes y a veces nulas prestaciones de servicios esenciales e indelegables que el Estado debe de brindar.
En  lo atinente a los servicios educativos, los testimonios el problema más grave que se detecta es el ausentismo docente.
En la   Cuesta de Vicuña Pampa, funciona la Escuela Nº 143 de Jornada Simple, Período Especial. Los docentes faltaron los días lunes 05, martes 06 y miércoles 07, empalmando con los feriados, se tomaron descanso toda la semana. Agregan que el Director  y la Maestra de Grado, se turnan para faltar, una semana asiste uno y falta el otro,así sucesivamente durante todo el año escolar. No hay control, los Supervisores no visitan la escuela.
En relación con el servicio de comedor, desde la última semana de noviembre está suspendido por falta de fondos.
En la La Angostura, funciona la Escuela Nº 409 de Período Especial, Jornada Completa con Anexo Albergue, su Director el Profesor Carlos Vera Miranda, acompañó al Grupo Quebradas y Puna,  como lo hace desde siempre en todas las actividades que se desarrollan tanto en su Comunidad como en la de los parajes vecinos.
En esta unidad educativa, también los docentes hacen uso de licencias por diferentes artículos contemplados en el Reglamento de Licencias, Permisos, Franquicias y Justificaciones durante todo el año escolar. Esta situación altera el normal desenvolvimiento de las actividades escolares; el Director debe de hacerse cargo del trabajo áulico de todos los cursos, de la preparación de las comidas diarias – (no tienen personal de cocina, ni de limpieza) – además de cuidar drante las noches a los niños albergados en el establecimiento.
En Carachi, el Grupo “Quebradas y Puna” celebra que el Gobierno Provincial,  a través de la Secretaría de Estado  del Hábitat está construyendo un edificio -(SUM, Salón de Usos Múltiples) – donde funcionará el servicio educativo a futuro. También se constata con gran satisfacción que el servicio de agua instalado el pasado mes de agosto, en los trabajos de construcción, Esta situación evidencia que es necesario articular las acciones de las organizaciones de la sociedad civilcon las del Estado para potenciar los recursos de toda índole destinados a mejorar las condiciones estructuralmente adversas de estas comunidades. Por lo dicho es que este grupo solidario hizo entrega de útiles escolares al Cacique Isidro Gerván, para que junto con los bancos y pupitres provistos el pasado mes de marzo, sirvan de contribución en la conformación del equipamiento de la escuela que constituye la principal demanda de esta población.
A solo efecto de cooperar con las autoridades gubernamentales, el Grupo Solidario sugiere respetuosamente que al momento de elaborar la Currícula Educativa para el futuro Servicio Educativo en Carachi, se prevea incorporar el mismo en la Modalidad de Educación Intercultural, establecida en la Ley Provincial Nº 5381 y proceder de igual modo con todos los Establecimientos Educativos que funcionan en las Comunidades Indígenas vecinas. En los casos particulares de La Angostura y Carachi, crear e implementar Programas de Educación para Adultos, en atención a los altos índices de analfabetismo. Asimismo exhortar a los Equipos de Supervisión Docente a adoptar las medidas conducentes a eficientizar los controles de ausentismo e incentivar a los maestros a cumplir con sus tareas para brindar servicio de buena calidad educativa.
La prestación de los Servicios de Salud, a todas luces es crítica y no se ha revertido respecto de lo informado por los vecinos de las Comunidades en la visita realizada en el pasado mes de agosto.
En Cesta de Vicuña Pampa, según los testimonios de sus habitantes, hace más de dos años que no reciben la visita del Agente Sanitario, por ende para vacunar a los niños deben de trasladarse a Papa Chacra, donde funciona un CAPS; no hay detección precoz  y seguimiento de embarazo, como tampoco control de presión arterial. En este sentido, pruebas al canto, hace un mes una madre tuvo su parto domiciliario y aún no recibió control médico, ni ella como tampoco su niñita, la que al momento de la visita se encontraba con fiebre. Tampoco se inscribió su nacimiento en el Registro Civil.  No recuerdan con precisión cuándo fue la última vez que el Médico de Zona - que se desempeña en el Hospital de Corral Quemado -  visitó la Comunidad.
En tanto que todas las Comunidades de la Jurisdicción de Villa Vil – (no solamente las visitadas por este Grupo) – cuentan con la continua visita de los Agentes Sanitarios. La problemática de fondo es que el Hospital Zonal, no brinda los servicios necesarios, aptos y suficientes que la población requiere. Conforme a averiguaciones realizadas en la región, el Hospital tiene dificultades graves, por caso de las dos enfermeras del mismo, una se acogió a los beneficios jubilatorios y la otra se encuentra con licencia por largo tratamiento; tiene un solo chofer para la ambulancia y, sí éste se encuentra enfermo o fuera de horario de servicio, el médico en cumplimiento de la reglamentación pertinente, no puede conducir el vehículo. La provisión de combustible es insuficiente.
La provisión de medicamentos no es regular; el Programa REMEDIAR, no satisface las demandas del Hospital. Esta situación se mantiene desde hace mucho tiempo.
Por lo dicho, la situación sanitaria de estas comunidades es de extrema gravedad.
En lo  atinente a su condición de Comunidades Indígenas, el problema más grave es el de la territorialidad. Las Comunidades de Aguas Calientes y Carachi, al igual que sus pares de Corral Blanco y Laguna Blanca sufren todas las opresiones y cercenamiento de sus libertades por parte de los supuestos dueños de las tierras que ancestralmente ocupan. Agrava esta situación, la falta de respuestas por parte del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, que desde su Delegación Regional, sita en la provincia de Tucumán no llega a estaos lugares, ocasionando inaceptables demoras tanto en asistencia técnica, como la agilización de trámites de Reconocimiento e Inscripción de su Personería Jurídica, la cual habilita a que planteen sus demandas en ejercicio pleno de sus Derechos como Pueblos Indígenas. En este sentido el Grupo Solidario, con beneplácito ha incorporado una abogada que ofrecerá la asistencia técnica necesaria para orientar las gestiones pertinentes.
Los integrantes del Grupo Solidario “Quebradas y Puna”, son conscientes, que la asistencia social que brindan a los habitantes de estas Comunidades, especialmente a los grupos más vulnerables – niños, mujeres y ancianos – es un un mero alivio frente a las graves dificultades que padecen. Dificultades inherentes a su condición de habitantes de regiones montañosas donde el abandono, la lejanía y la exclusión, sumados a otros factores de riesgo son realidades que confluyen poniendo a prueba sus capacidades humanas de sobrevivencia cuyas voces son históricamente silenciadas.
Todas las personas que voluntaria y solidariamente se integran al Grupo “Quebradas y Puna”,  asumen que asistir  a estas comunidades de montaña, es un deber de humanidad.

Comentarios

Destacable acción de conjunto de Personas. Seria muy bueno su Amplia Difusión. Duele saber de tanto sufrimiento y carencias. Donde esta la igualdad que reiteradamente se declama. Hechos y presencia de nuestros gobernantes a todo nivel se advierte. Ojala estas almas de gran corazón se multipliquen. GRACIAS por su humanidad.

Comentá esta nota