PolicialesMiércoles, 28 Diciembre, 2016 - 12:55

Mataron un mecánico y amenazan con hacer justicia por mano propia

ATRAPARON A UN DELINCUENTE Y ECHARON A DOS POLICÍAS

Quedó atrapado en una persecución mientras trabajaba en la vereda de un taller de Mataderos. El padre anunció que saldrá a buscar al autor del crimen.

Un mecánico fue asesinado de un balazo en el tórax al quedar en medio de una persecución y tiroteo entre policías y delincuentes, en la puerta de su casa del barrio porteño de Mataderos. Por el hecho pasaron a disponibilidad a dos efectivos de la Policía Federal y el padre de la víctima anunció que hará justicia por mano “propia”.
El hombre fallecido ayer es Jonathan Andrés Echimborde (28), quien además trabajaba en una empresa fumigadora, estaba casado y era padre de tres hijos.
Todo comenzó a raíz de un llamado al la central de emergencias 911 sobre un robo a mano armada en la calle Araujo al 800, por lo que efectivos a bordo de un patrullero de la comisaría 42 comenzaron una persecución a un auto Volkswagen Bora gris.
Durante la persecución se efectuaron varios disparos, uno de los cuales impactó en el pecho de Echimborde cuando se encontraba reparando su camioneta estacionada en una subida a la vereda de su casa, situada en Basualdo 1619.
Alberto Crescenti, titular del Sistema de Atención Médica de Emergencia (Same), dijo a Télam que "hubo varios llamados a partir de las 14.07 por un hombre baleado y la ambulancia llegó a las 14.14", aunque luego algunos vecinos se quejaron que tardó.
La víctima fue trasladada de urgencia al hospital Santojanni, donde murió en la guardia.
No obstante, la persecución continuó por la autopista Dellepiane donde un móvil de la comisaría 40 que se había sumado al operativo chocó al Bora, en el cual iba un delincuente que fue detenido.
Oscar Echimborde (54), padre de la víctima, dijo a la prensa que su hijo "estaba lijando su camioneta, se dio vuelta y le pegaron un tiro en el pecho".
Echimborde aseguró que no hará ninguna manifestación para reclamar por la muerte de Jonathan, padre de dos niñas de 8 y 10 años y un chico de 13, porque hará "justicia propia".
"Yo voy a hacer justicia propia (…) Yo no necesito la Ley, la Ley soy yo: Oscar", afirmó el padre, quien agregó: "¿Quien me devuelve mi hijo? Nadie me lo devuelve"

Comentá esta nota