SociedadMiércoles, 28 Diciembre, 2016 - 13:00

Sufrió un ACV y su perro le salvó la vida

Rigobert Song, ex futbolista y compañero de Samuel Eto’o en Camerún, confesó que no murió gracias a su mascota. “Empezó a ladrar tan fuerte que llamó a mi casero. Fue un milagro”, reconoció

Esta increíble historia se conoció ayer, pero sucedió hace poco más de dos meses. El futbolista Rigobert Song, ex compañero de Samuel Eto’o en la selección de Camerún, sufrió un ACV (accidente cerebrovascular) y no perdió la vida gracias a su perro. “Me sentí mal, caí de lado y por suerte no me tragué la lengua. Había dejado la puerta abierta porque esperaba una visita. Si la hubiese dejado cerrada estaría muerto. El perro empezó a ladrar fuerte y llamó a mi casero, quien llamó a la ambulancia. Fue un milagro”, confesó Song. En una entrevista que publicó ayer el diario francés L’Equipe, el futbolista que pasó por el Metz, Liverpool, West Ham y Galatasaray, entre otros, contó que llegó a estar en coma, pero que ya se recupera favorablemente del derrame cerebral. “Cuando desperté del coma pesaba sólo 60 kilos. Increíble para una persona tan grande como yo. He recuperado cinco kilos y estoy mejorando día a día por la rehabilitación”, reconoció.
En otro apartado de la nota dijo que mientras se encontraba en coma vio a su padre muerto. “Me sentía cansado esa noche. Entonces empezó la oscuridad. Mientras estaba en coma vi a mi padre, que murió cuando yo tenía 9 años. Y me dijo: ‘¿Qué haces ahí? ¡Ven!’”.

Comentá esta nota