InternacionalesJueves, 5 Enero, 2017 - 10:00

Trump eliminará por decreto el sistema de salud de EE.UU. y Obama le dará batalla

Con el riesgo de que 20 millones de ciudadanos pierdan su seguro de salud, los republicanos pusieron manos a la obra en el Capitolio para reemplazar la reforma sanitaria por otro sistema. Los demócratas se opondrán.

Comenzó en Estados Unidos la gran batalla legislativa para desmantelar la reforma sanitaria del presidente Barack Obama. Mientras que el electo Donald Trump firmará varias órdenes ejecutivas en su primer día en la Casa Blanca, el próximo 20 de enero, para iniciar el desguace del sistema de salud, el mandatario saliente comenzó su estrategia legal para dar mayor respaldo al denominado “Obamacare”. El vicepresidente electo, Mike Pence, se reunió ayer con legisladores republicanos en el Capitolio para transmitirles el mensaje de que la primera acción del nuevo Congreso instalado el martes debe ser “derogar y reemplazar el ‘Obamacare’”, como se conoce a la reforma del sistema de salud de Obama. En una rueda de prensa tras esa reunión, Pence detalló que Trump tomará acciones contra el "Obamacare" desde su "primer día" en el Despacho Oval, con la firma de varias órdenes ejecutivas. Según lo adelantado por Pence, Trump usará su autoridad ejecutiva para complementar los esfuerzos ya iniciados en el Congreso por los republicanos, con mayoría en ambas Cámaras, para elaborar un proyecto de ley que permita derogar el “Obamacare”. En la misma rueda de prensa, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, subrayó que, una vez que se logre derogar la reforma sanitaria de Obama, hay que garantizar que haya una “transición estable” hacia un nuevo sistema de salud con “más opciones” y “más libertad”. “Esta ley ha fracasado”, sentenció Ryan sobre “Obamacare”, una ley promulgada en 2010 y que establece la obligatoriedad de contar con un seguro médico, reportó la agencia de noticias EFE. Obama, también, estuvo ayer en el Capitolio para reunirse con congresistas demócratas con el objetivo de diseñar una estrategia con vistas a proteger su reforma sanitaria. Mientras que, a través de su cuenta de Twitter, Trump alertó ayer de que este año habrá “aumentos masivos” en el coste de los seguros mé- dicos del “Obamacare” y que sólo los demócratas son "los culpables del desastre". Apenas 24 horas después de que arrancara el curso político en Estados Unidos, los republicanos ya habían presentado su primera propuesta para desmantelar el sistema de salud que ha marcado el legado de Obama a nivel doméstico y anunciaron que el presidente electo se dispone a firmar una orden ejecutiva para revocar la legislación el mismo día que asuma el poder El martes, en la inauguración del nuevo período de sesiones del Congreso, los republicanos del Senado presentaron una iniciativa para permitir que la ley sanitaria pueda derogarse en esa cámara con sólo 50 votos a favor. Según el procedimiento normal, los republicanos necesitarían de 60 voluntades legislativas para voltear el plan de salud. Además, esa iniciativa instruye a los comités del Congreso a tener listo un proyecto de ley para derogar el Obamacare antes del 27 de enero. Ni Trump ni los republicanos del Congreso han presentado todavía un plan detallado de cuál es su alternativa al sistema implementado por el presidente saliente. Mientras tanto, los demócratas del Capitolio denuncian que los más de 20 millones de ciudadanos que han logrado cobertura sanitaria con la reforma están en riesgo de perderla, un acontecimiento que se remonta a las advertencias de la campaña en la que el magnate compitió con la demócrata Hillary Clinton.

Comentá esta nota