NacionalesSábado, 27 Noviembre, 2010 - 14:43

El cura Brochero sería beato el año próximo

Dos médicos consultados por el Vaticano ya dieron un dictamen favorable por un presunto milagro atribuido al sacerdote nacido en el año 1840, en Traslasierra cordobesa.

El cura José Gabriel del Rosario Brochero podría ser beatificado en el curso del año próximo si su causa marcha como hasta ahora en el Vaticano, donde dos médicos ya dieron un dictamen favorable sobre un presunto milagro atribuido al sacerdote de Traslasierra.

La noticia, que se conoció ayer, hacía tiempo que había alegrado al Arzobispado de Córdoba. El cura Brochero ya había sido declarado venerable por la Santa Sede, en febrero de 2004 por el papa Juan Pablo II, la primera de las escalas que culmina con la canonización. Para ser beato se necesita acreditar un milagro, y para ser santo, dos.

El “cura Gaucho” es el tercer cordobés venerable. Anteriormente, fueron declarados con esta condición Fray León Torres, fundador de la congregación de Hermanas Mercedarias del Niño Jesús, y Catalina de Rodríguez, fundadora de la congregación de las Esclavas de Jesús. Pero quien más lejos ha llegado en el camino hacia la santidad es la también cordobesa hermana Tránsito Cabanillas, quien fue declarada beata en julio de 2002.

Dante Simón, vicario judicial de la Arquidiócesis de Córdoba, confirmó la noticia sobre los dictámenes médicos favorables e informó los pasos que siguen: “A partir de ahora, el caso del cura Brochero pasa a una junta médica, que deberá analizar los dos dictámenes y dar el visto bueno. Si eso sucede, la causa pasa a ser revisada por los teólogos de la Congregación para las Causa de los Santos. Luego intervienen los padres cardenales y, finalmente, el Santo Padre”, explicó Simón.

El vicario vaticinó que si todo marcha como hasta ahora, a principios de 2011 la junta médica podría expedirse y en el curso del año, el papa Benedicto XVI podría declarar beato a Brochero.

Para decidir la beatificación del cura Brochero, se estudia la intervención del sacerdote en la sanación de un bebé que nació al quinto mes de gestación con escasas posibilidades de vivir y actualmente tiene 19 años.

Su vida

El cura Brochero nació en 1840 cerca de Santa Rosa de Río Primero y murió en 1914 leproso y ciego, ya convertido en un ícono para Traslasierra. Había elegido ser párroco de Villa del Tránsito (que hoy lleva su nombre), un pueblo olvidado para el que ni siquiera había caminos desde Córdoba.

El primer trazado del camino de las Altas Cumbres, la casa de ejercicios espirituales, el Colegio de Niñas, varias capillas, embalses, el camino hacia los actuales túneles de Pocho, el acueducto de Los Chiflones (que recuperaría el municipio como monumento histórico) son algunas de las obras del religioso.

La Iglesia Católica cordobesa considera que el cura Brochero es un “santo” para el sentir popular. Distintos referentes eclesiásticos rescatan que su gran virtud no fue sólo espiritual; también fue un incansable luchador por el progreso de Traslasierra.

Fuente: La Voz del Interior

Comentá esta nota