InteriorMartes, 18 Abril, 2017 - 08:50

Fiambalá: Palo Blanco aislada sufre dos semanas sin telefonía celular

Mientras gran parte del país y el mundo disfrutan del servicio 4G en telefonía celular, la localidad de Palo Blanco, distante a 48 km al norte del distrito de Fiambalá, hace dos semanas que no tienen el exiguo servicio de 2G de las empresas Claro y Personal que trabajan de manera muy precaria y jamás tuvieron internet por parte de estas prestadoras de telefonía móvil ni mucho menos fijo. Además, la localidad nunca tuvo Internet.

Habitantes de esa población aportaron imágenes de las instalaciones de la empresa Claro, la cual evidencia un total estado de abandono, pasando desapercibida entre medio de matorrales, malezas, y por consiguiente un pésimo servicio donde existen numerosos usuario prepagos y con abono mensual que deben pagar por una prestación arcaica que muy pocas veces pueden disfrutar en todo Palo Blanco y demás poblaciones de la zona de "La Herradura" que forman parte de esa jurisdicción.
Por ese abandono tecnológico por parte de las empresas privadas en toda esa región, los comerciantes no pueden usar el servicio de posnet para trabajar con tarjetas de crédito; no pueden acceder a redes sociales ni cargas virtuales; Las escuelas no tienen acceso a la web; y la población en general jamás accedieron a internet por ninguna vía.
Con axiomática demostración de mucho desagrado, los habitantes de esa zona del norte Fiambalense dijeron a El Abaucán Multimedios que ´ya están hartos de hacer reclamos mediantes los números de atención al cliente (cuando tienen algo de servicio) y que jamás recibieron alguna solución, y que muchas veces les niegan darles el número de reclamo para tener una prueba de lo solicitado´. "Muchos de nosotros tenemos teléfonos con abono mensual y debemos pagar una factura que en teoría lo usamos treinta días, mientras que en la realidad, muchas veces no lo usamos ni un solo día al mes... En la actualidad los teléfonos nos sirven para escuchar música o jugar, nada más". Expusieron.
www.elabaucandigital.com

Comentá esta nota