Policiales

Justicia por mano propia: Condenaron a los hermanos Ponce y los enviaron al penal

El fallo fue por unanimidad. Los jueces coincidieron con el pedido del fiscal y enviaron a los  hermanos Ponce a la cárcel, por los próximos tres años. Los muchachos mataron en 2017 a un joven que ingresó a robarles.

Ante un fuerte dispositivo policial para evitar enfrentamientos, que ya se dieron en las primeras audiencias entre los familiares de los hermanos Ponce -imputados- y los familiares de Gabriel Castro -fallecido-, los jueces del tribunal de la Cámara Penal Nº 2 Jorge Alvarez Morales, Luis Guillamondegui y Rodolfo Bustamante dieron a conocer el veredicto de sentencia en el mal denominado juicio de “Justicia por mano propia”.

Pasado el mediodía y luego de escuchar la última palabra de los imputados Gabriel y Ángel  Ponce, se leyó el fallo. Por unanimidad, los magistrados resolvieron declarar culpables a los hermanos Ponce del delito de homicidio preterintencional -es decir, que se provocó la muerte de una persona sin que el medio utilizado en la agresión debiera ocasionar tal fin- y por ende, condenarlos a la pena de tres años a Gabriel y de dos años y diez meses a su hermano Angel de prisión de cumplimiento efectiva. Así también resolvieron por disidencia, la inmediata detención de ambos y su traslado al Servicio Penitenciario de Miraflores, donde purgarán la condena.

El fallo provocó reacciones inversas en los familiares y amigos tanto de los imputados como de la víctima, quienes se manifestaron de distintas maneras. En algunos casos, con gritos y llantos de “alegría”  y otros, por bronca ante la decisión que consideraron errónea. Concluida la lectura íntegra de la sentencia, los hermanos Ponce fueron retirados del recinto por el personal del servicio penitenciario, quienes lo trasladaron inmediatamente a la cárcel.

En tanto que a los familiares  los subieron al carro de asalto de la fuerza de seguridad para resguardarlos de cualquier inconveniente que se pudiera suscitar a la salida del edificio judicial.El operativo, que resultó exitoso, estuvo a cargo del subcomisario González.

Alegatos

Cabe recordar que durante la audiencia del miércoles, la número cuatro del juicio, el fiscal de Cámara, Gustavo Bergesio y la defensa de los imputados, representada por el abogado Fernando Contreras habían expuesto sus alegatos.

En primer término, el fiscal había mantenido la acusación en contra de los hermanos, aún cuando el menor de ellos, Gabriel declaró en la sala y se hizo cargo del hecho, intentando así, “despegar” a su hermano.   

Al pedir la condena, Bergesio solicitó la pena de 3 años para Gabriel y dos años y 10 meses para Ángel de cumplimiento efectiva, además de su inmediata detención y traslado al Servicio Penitenciario de Miraflores. Por su parte, la defensa había solicitado una pena en suspenso.

El hecho por el que los hermanos Ponce pasarán los próximos tres años en prisión, ocurrió la madrugada del 18 de abril del año pasado, cuando Castro junto a otras tres personas ingresaron a robar en los automóviles de la familia Ponce que estaban estacionados en el garage de la vivienda.

Gabriel salió en su persecución y logró darle alcance a los pocos metros. Luego, con la ayuda de su hermano Ángel, lo llevaron hasta el frente de su domicilio, donde lo agredieron físicamente y le efectuaron un disparo con un rifle de aire comprimido, ocasionándole una lesión que desencadenó en la muerte de Castro.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital