Internacionales

Bolivia seguirá sin salida al mar

Se trata de una derrota dura para el gobierno de Evo Morales, que tenía este reclamo como uno de los símbolos de su gestión. Todos los puntos de la tesis boliviana fueron rechazados por el tribunal. 12 votos contra tres. La Haya determinó que Chile no tiene la obligación de negociar

Después de cinco años de espera la Corte Internacional de Justicia de la ONU decidió rechazar la demanda marítima de Bolivia ante Chile. La decisión del tribunal fue por 12 votos contra tres, en un revés de la demanda que La Paz presentó en 2013. 

El presidente del tribunal, el somalí Abdulqawi Ahmed Yusuf leyó en el Palacio de la Paz de La Haya el fallo que rechazó los argumentos presentados por el país liderado por Evo Morales y determinó que Santiago no tiene la obligación de negociar un acceso soberano al océano Pacífico.

La lectura del fallo comenzó a las 15.00 horas local (13.00 GMT), duró poco más de una hora y se leyeron los párrafos más importantes del documento

En una decisión que sorprendió en Chile por su resolución categórica, sin condicionamientos ni sugerencias, el máximo tribunal internacional rechazó la demanda de La Paz de "obligar a Chile a sentarse a negociar de buena fe una salida soberana al Pacífico". Estuvieron en el tribunal el propio Morales y el agente que representó a la parte chilena, Claudio Grossman.

El fallo es inapelable, de cumplimiento obligatorio y se esperaba con una gran expectativa en ambos países, donde la opinión pública se endureció respecto de este histórico conflicto. Ya que Bolivia perdió su acceso al mar hace casi 135 años, después del final de la Guerra del Pacífico.

La CIJ concluyó que las notas, actas y diferentes declaraciones entre ambos países a lo largo del siglo XX y principios del XXI implican que existió una intención de negociar por parte de Chile, pero no significó que este país haya adquirido una obligación jurídica.

Igualmente los magistrados indicaron en sus conclusiones generales que la decisión tomada "no debe impedir que las partes continúen su diálogo e intercambios en un espíritu de buena vecindad". Este diálogo abordaría "los asuntos relacionados con el enclaustramiento de Bolivia", una solución para la cual "ambos reconocieron que es un asunto de interés mutuo".

Al igual que hizo durante los alegatos orales en marzo el presidente boliviano se presentó en la CIJ para el fallo, algo poco usual en jefes de Estado. Mientras que su par chileno, Sebastián Piñera, siguió la audiencia desde Santiago.

                                                                                              

El tema es altamente sensible en ambos países. En la víspera la Iglesia católica, en una declaración conjunta de las conferencias episcopales de Chile y Bolivia, llamó a acatar el fallo con "paz y sensatez, espíritu constructivo y fraterno".

 

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital