Deportes

Sampaoli rompió el silencio y habló de todo

El exdirector técnico de la selección argentina de fútbol se refirió a su desempeño en el último Mundial, el ambiente en el camarín y la figura de Messi en el equipo.

Jorge Sampaoli fue uno de los personajes del año antes del Mundial de Rusia. Su figura generó un amplio repudio por gran parte del costado futbolero de nuestro país y su imagen se agrietó aún más luego de la desastrosa participación de la Argentina en la Copa del Mundo.

El entrenador eligió el exilio y luego de 100 días decidió romper el silencio respecto de sus sensaciones con el equipo nacional y en una entrevista con el diario Marca, de España, puso como base del fracaso nacional a la pesadísima “mochila” del conjunto albiceleste en el torneo de la FIFA.

“Para nosotros y los jugadores no era un juego ya. Pero, ojo, por el gran compromiso que había. Viajábamos a ver a los jugadores, hablábamos mucho con ellos. Fue un trabajo muy duro que no acabó prosperando porque solo había una opción: ser campeones del mundo. Y en esa obligación, ante cualquier adversidad, todo era más complejo. No pudimos disfrutar nunca. La meta era siempre demasiado alta“, consideró Sampaoli y agregó: “La mochila que tenía este grupo era demasiado pesada, estábamos todos empujados a un camino de obligación en la que era difícil hacer surgir el talento”.

El hombre de Casilda fue, por resultados, el peor entrenador de la Selección Argentina desde el Mundial 2002 y acompañó a Lionel Messi en su participación más trágica en una Copa del Mundo, con un nivel subterraneo y eliminado por primera vez en octavos de final.

“Tener al mejor del mundo en tu equipo te obliga a una exigencia máxima. Y el resto debemos estar a su altura. Pero a veces se puede, y a veces no se puede. Y en esa lucha estábamos todos los días. Tener a Leo te obliga a no tener margen de error a la hora de ganar“, explicó.

Sampaoli reveló que eligió correrse de la escena pública para bajar la presión que durante el Mundial hizo que la selección reviente y por eso eligió el exilio. Alejado de los medios pero no del fútbol, el entrenador continuó una vida normal y asegura que no recibe críticas en la calle, aunque vale aclarar que actualmente reside en España.

“Me tomé un tiempo para profundizar en esa experiencia vivida y para eso quise estar aislado y desmenuzar las cosas. Yo soy una persona que trabaja de entrenador de fútbol. Me alejé de la vida mediática. Pero no dejé de hablar con el mundo del fútbol, ni perdí mi vida social, ni dejé de ir al cine, ni de irme a tomar un café a un bar. Y nadie cara a cara me criticó, al contrario“, explicó el DT.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital