Economía y finanzas

La Argentina puede convertirse en el destino más soleado, más barato y más lucrativo para los inversores de mercados emergentes

El análisis de la firma estadounidense BCP habla de un "ajuste draconiano" pero que conseguiría una estabilidad económica muy rápidamente.

El análisis de la firma estadounidense BCP habla de un "ajuste draconiano" pero que conseguiría una estabilidad económica muy rápidamente

¿Cuál es el desafío de los tres ceros que puede convertir a la Argentina en el destino "más barato y lucrativo" para los inversores en mercados emergentes? Según un análisis privado de la firma estadounidense BCP Securities, firmado por el economista Walter Molano, es cero déficit fiscal, cero expansión monetaria y cero intervención en los mercados cambiarios.

"Este es un ajuste increíblemente draconiano. Sin embargo, debería estabilizar la economía muy rápidamente y llevarla a un camino de sustentabilidad. Una combinación de impuestos más altos y reducción en la inversión del sector público es lo que va a permitir al Gobierno hacer su ajuste fiscal", explicó el paper.

El problema, según la visión de BCP Securities, es lograr el recorte previsto del 2,7% del PBI en el gasto púbico y, al mismo tiempo, ganar las elecciones el próximo año. "Esta es una hazaña que no se logró nunca antes. La buena noticia es que la oposición sigue dividida", destacó el informe.

Otro punto positivo para la Argentina es el "apoyo incondicional" que recibe de Washington: "Hay miembros del Gobierno de los Estados Unidos que creen que la Argentina está en la primera línea contra la vuelta de los populismos de izquierda a la región. Lo último que Washington quiere es que la debacle venezolana se repita en uno de los países más grandes de Latinoamérica", estimó BCP.

Con todo, esta visión "soleada" para la economía argentina incluye también una etapa previa con "un poco de sufrimiento". Según la descripción de BCP, con una inflación de casi el 50%, la expansión monetaria cero será "dolorosa".

"Desesperados por los pesos, los hogares y las empresas correrán a vender sus dólares. En condiciones normales, esto llevaría a una apreciación del peso. Sin embargo, como el Gobierno introdujo una banda monetaria, con un límite inferior de $34 y un límite superior de $44, este será el único espacio permitido para que el Banco Central expanda la oferta monetaria".

En otras palabras, cuando el peso llegue a los $34, el Banco Central tendrá que vender pesos y comprar dólares. "En el proceso, expandirá la oferta monetaria y acumulará reservas internacionales. Esto convertirá al peso argentino en una de las operaciones de carry trade más interesantes del mercado", indicó Molano.

Tres cosas harán que el mercado sea más atractivo: tasas de interés por debajo del 60%, una banda de tipo de cambio que se ajusta solo en un 3% por mes (a pesar de que la última tasa de inflación fue del 6,5%) y que no exista un límite en los dólares que el Banco Central pueda comprar. El límite de USD 150 millones por día que el Banco Central puede vender es solo para la banda superior, aclaró BCP.

"Esto puede resultar en una expansión inesperada de la oferta monetaria y la presión a la baja sobre las tasas de interés, lo que lleva a una apreciación de los instrumentos en pesos. Por lo tanto, la Argentina puede convertirse en el destino más soleado, más barato y más lucrativo para los inversores de mercados emergentes", concluyó el informe.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital