Tecnología

Japón pone el ojo en la seguridad de los Juegos Olímpicos con tecnología biométrica

Cuando aún faltan casi dos años para Tokio 2020, cientos de medidas de seguridad ya están siendo aplicadas para poder detectar amenazas en pocos segundos.

En la película Minority Report (2002) con Tom Cruise, cientos de escáneres de retina identificaban en tiempo real a las personas en un centro comercial. En Japón, ya existe una tecnología similar que está siendo aplicada para vigilancia y detección de amenazas terroristas que convierte la ficción en realidad. A través de análisis biométricos, distintas fuerzas policiales japonesas empezarán a utilizar cámaras para poder detener a personas consideradas peligrosas en las zonas afectadas a los Juegos Olímpicos.

La primera tecnología está aplicada a la búsqueda de personas en eventos como recitales o partidos de fútbol. Se trata de un sistema que clasifica, en menos de un segundo, rostros con características similares a las ingresadas al sistema. A través de cámaras de seguridad estándar, este software analiza las imágenes y las compara en tiempo real con el sospechoso.

La tecnología es tan precisa, que incluso permite hacer un seguimiento de sus ojos, para conocer si el sospechoso está apuntando su mirada hacia un objeto en particular.

Gran parte de los análisis biométricos se aplicarán a todos los espectadores que visiten los Juegos Olímpicos de Tokyo, pero el sistema ya se está utilizando en algunos aeropuertos de los Estados Unidos por parte de las autoridades de Control de Fronteras. La idea es que sin necesidad de presentar un documento, una cámara capture el rostro de cada persona y así poder identificarla. El sistema sólo necesita capturar el rostro de una persona una sola vez para hacer la verificación.

Otra de las tecnologías que se esperan para los Juegos Olímpicos está aplicada a la seguridad de los estadios en caso de una emergencia. Con distintos sensores que crean mapas de calor de las zonas con más espectadores, los organizadores podrán direccionar a la gente hacia las salidas más libres y evitar los amontonamientos.

Este sistema de identificación biométrica ya se usa en algunos aeropuertos de EEUU

Pero, quizás, el sistema que más llama la atención es uno que puede detectar el género y edad aproximada de una persona con sólo ser detectada por una cámara. El sistema hace un análisis de rostros en tiempo real, brindando información en base a machine learning. Mientras más rostros conozca el sistema, mejores datos podrá brindar a los operarios. Pero no sólo está pensado para utilizar en situaciones de vigilancia. Algunos piensan que podría aplicarse en las vidrieras de los negocios en centros comerciales, permitiendo conocer en tiempo real qué tipo de clientes están observando un determinado objeto. Ya existen algunas pruebas al respecto.

En estos momentos, China es uno de los líderes en la aplicación de estas tecnologías de vigilancia, sobre todo en lugares por donde pasan cientos de miles de personas por día. Pero de la misma forma en la que algunos buscan evitar incidentes en eventos deportivos o recitales, otros creen que es quizás una de las principales amenazas a la privacidad. Los japoneses creen que esto es para hacer más seguro al mundo, aunque reconocen que todo dependerá de las legislaciones que controlen este tipo de uso de inteligencia artificial.

 

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital