Internacionales

Qué es el movimiento de los "chalecos amarillos" de Francia y por qué protesta

Francia ha sido escenario desde el pasado 17 de noviembre de enérgicas manifestaciones protagonizadas por los "chalecos amarillos", miles de ciudadanos que, vestidos con esta prenda, se han lanzado a las calles a protestar contra las políticas económicas del presidente, Emmanuel Macron.

 

La peor crisis de la presidencia de Macron se zanja, de momento, con una moratoria sobre la subida del precio del diésel.

Este martes su primer ministro, Edouard Philippe, ha anunciado una aplazamiento de seis meses para la entrada en vigor de la ecotasa, prevista para el próximo 1 de enero. El alza suponía 3 céntimos de euro más sobre el precio de la gasolina y 6 céntimos sobre el gasóleo.

Philippe aseguró que las medidas no se aplicarán antes de que haya un debate apropiado con los afectados.

Y durante ese tiempo, las autoridades estudiarán que otras medidas se pueden poner en marcha para limitar el impacto de unos carburantes más caros, dijeron a la AFP fuentes gubernamentales.Se quejan del aumento del precio del diésel y del costo de vida bajo el mandato de Macron.

En el Arco de Triunfo, Macron vió cómo se pintaron grafitis en su contra y hubo daños en las oficinas del monumento, saqueadas el día anterior.

Los destrozos se produjeron el fin de semana durante las protestas de los "chalecos amarillos" en París y otras ciudades de Francia en contra del alza del precio del diésel y el alto costo de la vida.

Este combustible es el más usado por los automóviles franceses y, en los últimos 12 meses, su precio ha subido un 23%. El mandatario defiende que medidas como esta son necesarias para combatir el calentamiento global, pero muchos franceses creen que no está siendo realista.

"Nunca aceptaré la violencia", dijo Macron en una conferencia de prensa en Buenos Aires el sábado, donde asistió a la cumbre del G20."Ninguna causa justifica que las autoridades sean atacadas, que las empresas sean saqueadas, que los transeúntes o los periodistas estén amenazados o que el Arco de Triunfo sea manchado", dijo.

Miles de manifestantes, liderados por el movimiento de los llamados "gilets jaunes" (chalecos amarillos), salieron a las calles para exigir que el gobierno dé marcha atrás al aumento en el impuesto del diésel.

El presidente y sus ministros tuvieron una reunión urgente sobre seguridad para decidir qué acción tomar en respuesta a la violencia que tiene conmocionado a buena parte del país.

Y en búsqueda de una salida política a la crisis, el lunes el primer ministro Édouard Philippe se reunión con los partidos de la oposición mientras los manifestantes bloqueaban depósitos de combustibles de la petrolera Total, que reportó 75 gasolineras desabastecidas.

El ministro de finanzas, Bruno Le Maire, informó que las protestas afectaron a tiendas, hoteles y restaurantes.

Le Maire señaló que las ganancias del sector se vieron afectadas entre 15 y 50% y la industria hotelera tuvo una caída en las reservaciones de habitaciones de entre 15 y 25 %, según la agencia Reuters.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital