Salud

Alertan por los riesgos de la hipertensión arterial en la infancia

Según la definición de la propia Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipertensión, también conocida como tensión arterial alta o elevada, es un trastorno en el que los vasos sanguíneos tienen una tensión persistentemente alta que lleva a dañarlos. Cuanto más alta sea, más alto será el esfuerzo que realizará el corazón para bombear.

Considerada por muchos años como una patología exclusiva de los adultos, hoy se sabe que la hipertensión arterial puede comenzar en la infancia y la adolescencia, como consecuencia de una predisposición genética o bien por hábitos de vida poco saludables.

Especialistas en esta patología recomiendan realizar una dieta saludable (rica en frutas y verduras), baja en sodio (entre 3 a 6 gramos), practicar actividad física (al menos 4 veces por semana durante 40 minutos) y llevar a cabo estrategias que disminuyan el estrés (como el yoga, reiki o mindfulness) todas alternativas de gran ayuda para evitar la aparición de esta enfermedad.

La herramienta más útil para el diagnóstico y seguimiento de la hipertensión arterial es mediante el registro de la presión arterial. Si bien la técnica parece sencilla, requiere de entrenamiento y además se debe contar con el equipamiento adecuado. El resultado permitirá evaluar si la persona presenta valores normales o elevados de presión arterial.

Según un estudio reciente, la prevalencia de hipertensión arterial en niños y adolescentes escolarizados en la Argentina fue del 7,35%, siendo más frecuente en varones que en mujeres (11,2% vs. 6,8%) y con mayor prevalencia en los adolescentes que en los niños menores de 10 años (7,4% vs. 4,3%).

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital