Policiales

En el valle central, hay una denuncia por violencia de género cada 90 minutos

Según las estadísticas oficiales, durante los primeros 181 días del año 2019, se recibió una denuncia cada hora y media por violencia de género y amenazas. La zona sur de la ciudad es el sector con mayor cantidad de denuncias registradas.

La violencia contra la mujer parece no tener límites. En el primer semestre del año 2019 cada noventa minutos, una esposa, una pareja, una expareja, una novia, una madre o una hija fue víctima de violencia por parte de un hombre.

El dato preocupante  y alarmante visibiliza un flagelo que avanza años tras años en todo el país y del que nuestra provincia no está exenta.

De acuerdo a las estadísticas elaboradas por la dirección de la Policía Judicial, en los departamentos Capital, Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú, se radica una denuncia por violencia en contexto de género cada noventa minutos.

Es decir, que entre el primero de enero y 30 de junio pasado se recibió, en las doce unidades judiciales del valle central un total de 14.421 denuncias, de las cuales  540 fueron por episodios de violencia y  2318 denuncias por amenazas.

Los números muestran un leve incremento, el uno por ciento, respecto a los números del año anterior, cuando  durante el primer semestre se denunciaron 534 denuncias, (por violencia física) sobre un total de 13.788 presentaciones.

Ese dato -el incremento del uno por ciento-  no cambia en nada el drama de la violencia machista en nuestra provincia, donde en el mes de marzo de este año, solo en 72 horas, se produjeron tres femicidios.

De las mismas estadísticas oficiales se desprende que la Unidad Judicial Nº 2, que abarca las jurisdicciones de las comisarías Segunda y Décima en la ciudad Capital, donde se  aglomera una importante cantidad de barrios periféricos, es el Precinto que mayor cantidad denuncias de esta naturaleza registra, contabilizándose 197. 

Otro dato que llama la atención es el notable incremento de estos hechos en los departamentos Valle Viejo y Fray Mamerto Esquiú, en cuyas unidades judiciales se recibieron 97 y 89 denuncias, respectivamente.

Párrafo aparte merece la Unidad de Violencia de Género y Familiar, donde según lo detalla el informe oficial elaborado por la Dirección de la Policía Judicial en base a las denuncias recepcionadas en las unidades judiciales y la Unidad de Violencia de Genero, ésta al igual que las Judiciales Nº4 y Nº 7 -ambas abarcan casi la totalidad de la zona norte de la Capital- no registraron ninguna denuncia por violencia en el primer semestre de 2019.

En cuanto al mes en el que más episodios se denunciaron,  encabeza el mes de enero con 162 denuncias, le sigue marzo con 91; abril con 88; junio con 76; febrero con 67 y por último, mayo con 56 denuncias.  

Las amenazas

Las amenazas, las lesiones, los insultos y la violencia sexual son otra forma de violencia contra la mujer que va ligada a la física y la padecen a diario.

El más recurrente de entre  los casos de violencia psicológica son las amenazas. Este tipo de delito es uno de los que más creció junto a los delitos contra la propiedad y encabezan las estadísticas generales.

Del relevamiento realizado en los doce precintos judiciales en el primer semestre se denunciaron entre amenazas simples y calificadas, 2318 denuncias, siendo 2264 de ellas, amenazas simples. 

Pero no solo las mujeres denuncian, sino también los hombres, quienes lo  hacen por impedimento de contacto, es decir, cuando la madre de sus o sus hijos, no le permite verlos.

En relación a este tipo de delito, que ya no enmarca en violencia de género, en el primer semestre del año en curso, setenta y tres madres fueron denunciadas por sus parejas a quienes, en la mayoría de los casos ellas había denunciado previamente.

Tres femicidios en 72 horas

El 27 de marzo, Susana del Carmen Villagra fue asesinada por su pareja, Custodio Quinteros, en la localidad de Las Tunas, departamento Santa Rosa.

El 28 de marzo, el cuerpo de Elba Ibáñez fue encontrado en una acequia cercana a la ruta 60 en Fiambalá, Tinogasta.

El 29 de marzo,  Georgina Avellaneda (38) fue asesinada en su casa en La Tercena, departamento Fray M. Esquiú.

A nivel país, durante el primer semestre del año 2019 se registraron 130 femicidios, ocupando nuesttra provincia el tercer lugar.

Chubut, tiene la tasa más alta 1,97%, le sigue Chaco con 1,97%, Catamarca con el 1,45%, Formosa con 1,3% y la Pampa con 1,2% (porcentaje de crímenes cada 100.000 mujeres, mujeres trans y travestis.

¿Qué es la violencia de género?

Se trata de una violencia que afecta a las mujeres por el mero hecho de serlo. Constituye un atentado contra la integridad, la dignidad y la libertad de las mujeres, independientemente del ámbito en el que se produzca.

Se entiende por violencia de género cualquier acto violento o agresión, basado en una situación de desigualdad, en el marco de un sistema de relaciones de dominación de los hombres sobre las mujeres que tenga o pueda tener como consecuencia un daño físico, sexual o psicológico, incluidas las amenazas de tales actos y la coacción o privación arbitraria de la libertad, tanto si ocurren en el ámbito público como en la vida familiar o personal.

Pretender que toda violencia es igual impide que la violencia de género sea comprendida adecuadamente y pueda ser combatida eficazmente.

Violencia: uso intencional de la fuerza física o poder contra un/una mismo/a, hacia otra persona, grupo o comunidad y que tiene como consecuencia probables lesiones físicas, daños psicológicos, alteraciones del desarrollo, abandono e incluso muerte.

Violencia de género: dirigida a las mujeres por el mero hecho de serlo, es decir, por considerar que el sexo femenino es inferior y debe continuar en una posición de subordinación con respeto al masculino.

Violencia familiar: infringida por personas del medio familiar y dirigida, generalmente, a las personas más vulnerables del mismo: niños, niñas, personas ancianas, personas discapacitadas.

Violencia doméstica: dirigida a la persona o personas con las que se convive. No es necesario que existan lazos familiares.

Muerte: Femicidio

En el año 2012 a través de la ley Nacional 26.791 se incorporó al Código Penal Argentino la figura del “femicidio”. De esta manera se sustituyeron en el  art. 80 los incisos 1 y 4, que establecen que se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua al que matare “a su ascendiente, descendiente, cónyuge, ex cónyuge o a la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja, mediare o no convivencia. A quien por placer, codicia, odio racial, religioso, de género o a la orientación sexual, identidad de género o su expresión”.

También se incorporaron los artículos 11 y 12  que refieren este castigo a quien matare a una mujer, el hecho sea perpetrado por un hombre y mediare violencia de género, con el propósito de causar sufrimiento una persona con la que se mantiene o ha mantenido una relación en los términos del inciso 1 es decir por el vínculo.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital