Internacionales

Morales dijo que si volviera a Bolivia habría que organizar "milicias armadas": Áñez le contestó

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, criticó con dureza las alusiones del exmandatario Evo Morales sobre la posible creación de "milicias armadas" y subrayó la "vocación democrática" de la ciudadanía frente a quienes quieren "sembrar terror y violencia".

"Las declaraciones de Morales sólo demuestran que la paz, la reconciliación y la democracia nunca fueron opciones para él", declaró Áñez, en un mensaje de Twitter publicado tras la difusión de unas declaraciones del anterior presidente, refugiado en Argentina bajo el gobierno de Alberto Fernández.

Áñez, que se autoproclamó presidenta tras la dimisión de Morales en noviembre, ha advertido de que, "ante la intención de sembrar terror y violencia, sólo encontrarán al pueblo boliviano unido". "Y frente a las amenazas nuestra más profunda vocación democrática", indicó.

La mandataria reaccionó de esta forma luego de la conferencia de Morales en la que el expresidente apuntó que fue "un error garrafal" no contar con un "plan B" para sofocar las revueltas tras las elecciones del 20 de octubre.

Qué dijo Evo

"Si de acá a poco tiempo, si volviera, hay que organizar como en Venezuela milicias armadas del pueblo", aseguró, ya que, en su opinión, se produjeron actos violentos sin que la Policía actuara.

Morales se expresó en esos términos durante una conferencia que fue emitida por la emisora Kawsachun Coca, de la cual se ha hecho eco varios periódicos bolivianos, entre ellos 'El Deber'.

Por su parte, el viceministro de Coordinación y Gestión Gubernamental, Israel Alanoca, ha criticado las palabras de Morales, las cuales ha calificado de "lamentables", pues a su juicio, el líder campesino habla "de confrontación" entre bolivianos e incita a la "sedición".

La Organización de Estados Americanos (OEA) hizo una auditoría del proceso electoral en la que halló "irregularidades".

Morales dimitió el pasado 10 de noviembre y marcó dos días después a México. Jeanine Áñez, segunda vicepresidenta del Senado, se proclamó presidenta interina para llenar el vacío de poder dejado por el antiguo mandatario y la renuncia de otros altos cargos.

Ni Morales ni sus seguidores reconocieron a Áñez porque consideraron su estancia en el Palacio Quemado es fruto de un "golpe de Estado".

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital