Policiales

Testigo manifestó que el fiscal cambió su declaración y que él no reconoció el arma homicida

Cristian Alanis fue el segundo de los testigos que declaró ayer en el juicio por el homicidio de Juan Carlos “Mapuche” Yapura. Ante los jueces del tribunal, Fernando Esteban, Rodolfo Moreno y Fabricio Gershani Quesada, el testigo aseguró que el fiscal -ahora exfiscal- de Santa María, Dr. González, puso en su declaración que había “reconocido el arma homicida”, cuando no fue lo que él declaró.

Dando continuidad con el juicio oral y público que se ventila en la Cámara Penal Nº 1 por la muerte de Juan Carlos Yapura (a) “Mapuche”, ayer se le dio la palabra al imputado, Gustavo Domínguez, quien haciendo uso de su derecho guardó silencio.

Así inició la audiencia, la segunda del debate, extendiéndose luego hasta pasado el mediodía, con la declaración de tres testigos citados para el debate, entre ellos Roque Yapura, hermano de “Mapuche” y testigo presencial del hecho de sangre.

Luego de que el tribunal integrado por los jueces Fernando Esteban, Carlos Moreno y Fabricio Gershani Quesada le diera la palabra a Domínguez y este se abstuviera declarar, aun cuando su abogado Luciano Rojas adelantó que pedirá contar su versión, desfilaron en el recinto los testigos.

Roque Yapura fue el primero en sentarse en la sala y declaró por más de una hora, respondiendo a preguntas de las partes.

En un relato pormenorizado, Yapura recordó los momentos previos, durante y posteriores al incidente ocurrido el 5 de marzo del año 2018, en el frente de su casa, en la ciudad de Santa María, que luego le costó la vida a su hermano. Ante las partes y de manera espontánea, Yapura recordó que discutió con Domínguez porque este le negó delante de su hermano fallecido que “había ingresado a la propiedad de estos”, aparente detonante del incidente. Respondiendo a preguntas de las partes qué le dijo a Domínguez: “... no, está bien, las pelotas. Andate de acá antes que te hagamos rec...”.

En otro pasaje de su declaración, describió que cuando Domínguez hizo un movimiento como para sacar algo de la cintura -lo que luego resultó ser un cuchillo- “por reflejo, salté hacia atrás y fue cuando vi que apuñaló a mi hermano. Pensé que iba a apuñalarlo en el estómago,  pero “Mapu” levantó la pierna y le clavó el cuchillo. Le salía sangre como si fuera un grifo”.

A preguntas aclaratorias de las partes y de los magistrados, Yapura recordó que encontrándose su hermano internado, le preguntó si había tenido algún inconveniente con Domínguez, a lo que le respondió que no y que con la pareja de este tampoco tenía ningún tipo de relación, señalando que “Mapuche” sí le dijo que meses antes le había prestado ocho mil pesos a esta mujer, pero que no se los había devuelto, remarcando que su hermano, la víctima, nunca le dijo que hubiera tenido una relación con la pareja de Domínguez, respondiendo así a preguntas de las partes.

Luego, se sentó ante el estrado Cristian Alanis, quien es vecino de los hermanos Yapura y la noche del hecho, tras escuchar los gritos de Roque “llamen a la ambulancia”, salió a la calle y vio la escena. “Mapuche” tenía de la mano derecho al señor Domínguez, quien tenía un cuchillo y Roque Yapura lo agarraba a Domínguez para que soltara el cuchillo.

Como el relato que brindó el testigo Alanis a preguntas de las partes no era coincidente con lo declarado en la instrucción, en más de una oportunidad se le debió “refrescar” la memoria, leyéndose por secretaria lo dicho ante el fiscal Marcelo González en la instrucción del expediente. En esa oportunidad, según consta en la citación a juicio, Alanis habría reconocido como el arma que hirió a “Mapuche” la secuestrada por la instrucción. Sin embargo, el testigo se desdijo en la sala y cargó contra el exfiscal González refiriendo que él no reconoció el arma y que fue el propio fiscal quien puso esos dichos en su boca. “Me hacía ir a la fiscalía casi todos los días por la tarde, para que reconociera el arma, y yo le dije que no la reconocía y que se busque otro testigo”.

La declaración de ayer de Alanis fue considerada “grave” para algunas de las partes que intervienen en el proceso. “Dijo que el fiscal lo buscó varias tardes para que fuera a reconocer el arma”, si se tiene en cuenta que sus dichos en la etapa de instrucción fue “fundamental”, puesto que esta sirvió para la acusación de Domínguez, quien responde por el delito de homicidio simple.

Luego declaró otro vecino de la víctima y el acusado Javier Chayle, quien confirmó que la casa de Domínguez era apedreada. El juicio continúa mañana con más testigos.

Dejá tu comentario:

Union Radio

Parlantes
Union digital