Columnistas | Panorama TurísticoViernes, 7 Junio, 2013 - 07:40

Edición Impresa

El turismo busca una capital alternativa

Por Diego Boé 

Hace tiempo que proponemos, por diversas causas, que la ciudad de Belén tiene que convertirse en una capital turística alternativa para la provincia.
La presentación pública esta semana de la Expo Cerros y Puna a realizarse del 19 al 23 de junio en la mencionada ciudad, le da más firmeza a nuestra idea. Hay muchos aspectos por desarrollar, por mostrar, que la elevarían de rango a esta gran ciudad de nuestro interior.
Una belleza natural ya contada y una ubicación privilegiada le dan también un mayor ribete.
La exposición que se realiza por cuarta vez tiene una importante convocatoria y aglutina muchas características turísticas, siendo muy saludable la intención de los municipios del departamento de que se hayan unido para actuar como organizadores. Entre ellos, podemos destacar a la Puerta de San José, Londres, Pozo de Piedra, San Fernando, Hualfín, Corral Quemado, la Puerta de Corral Quemado, Villa Vill y el de Belén propio.
Otro beneficio que cuentan es que, por situación geográfica, se ubican a la vera de la turística ruta nacional que recorre todo el país, y que el propio ministro de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, adujo que en el tramo La Rioja - Catamarca vio los mejores paisajes de todo el trazado.
Son todos pueblos muy pintorescos y cada uno tiene la esencia de esta bendita tierra. La muestra autóctona en Belén tiene como objetivo que el visitante pueda comprar mantas y ponchos de lana, llamas o vicuñas, vinos finos y artesanales, que en otros lados no se consiguen.
También acceder a la compra de frutos y verduras naturales y de altura, los que se definen como productos andinos; papa, quinoa, quiwincha y otros.
Se podrán obtener especies aromáticas, saborear dulzuras y confituras artesanales hechas en el lugar. También se podrán degustar las típicas comidas regionales como el mote o gigote, característicos de la zona.
La arqueología también tendrá su espacio, potenciando cada lugar a través de videos institucionales que se difundirán.
Esta fiesta tiene muchos matices, por lo que se sugiere recorrer los 11 kilómetros de su tramo por La Quebrada de Belén, circulando hacia el norte, en medios de tantos cordones de montañas y el sutil lecho del río Belén.
A 12 kilómetros de la Capital departamental, en dirección al oeste de la ruta 40 se encuentra la localidad de Pozo de Piedra, donde se puede visualizar el apostadero de cóndores más grande de la provincia, en tanto que es la comuna de Londres la que cuenta con El Shincal de Quimivil, ruinas de lo que fue una antigua ciudad incaica, quizás la más grande, fuera de la capital propia del imperio, en El Cuzco, Perú.
Partiendo como referencia desde “La Cuna del Poncho” vemos otra urbe, como la Puerta de San José, muy conocido su poblado por el complejo de verano llamado Agua Clara, que combina piletones para disfrutar con cabañas y un terreno de desnivel para estar a pleno al aire libre. Un poco más lejos se encuentra San Fernando, que nos muestra que la destreza campestre es una actividad cotidiana, el rodeo de animales vacunos es la habilidad de muchos pobladores y que les entusiasma mostrar esas características a los turistas. En esta zona, y durante febrero de cada año se organiza el Festival de Doma y Folclore en honor a la Virgen de La Candelaria.
Corral Quemado y la Puerta de Corral Quemado, siempre sobre ruta 40, son una causa obligada para detenerse, observar la naturaleza y comprar algo auténtico o escuchar alguna anécdota sobre sus montañas.
Otro pueblito que merece un capítulo distinto es Hualfín, su bodega, los baños termales, la cultura del cacique Hualfín serán llevados a la festividad regional con su propio stand.
Uno de los últimos puntos de la visita es la lejana Villa Vill, ubicada a 90 kilómetros de la cabecera departamental, que por cierto es uno de los pueblos que más recursos naturales tiene. Sus lindos paisajes y un sinnúmero de datos a tener en cuenta son parte de lo que se vivirá en la Expo Cerros y Puna en pocos días.
Los ciudadanos de la zona, agrupados con mucho don de amistad, se fijan como objetivo organizar esta exposición bien andina. Los nueve municipios son convincentes con este objetivo, que sin lugar a dudas llegarán muy alto en varios puntos relacionados con el progreso.

Capacitaron a mozos
Con muy buen tino, siempre buscando el instinto de superación de cada persona y en este caso refiriéndonos a los mozos de todos los restoranes y salones de comidas de los hoteles de Capital, la semana pasada recibieron conocimientos de un capacitador de gran performance como es Carlos Gramajo, quien figura como gerente Gastronómico del Pilar Golf Club, Maitre del Windsor Hotel de Córdoba, Somelier en la Escuela Argentina de la Actividad. Asimismo, fue docente en la Universidad de El Salvador en Buenos Aires, y capacitó a personal en muchos hoteles de primerísimo nivel de Argentina, como el Hyatt, Sheraton, Four Seasons, por citar algunos.
Un verdadero erudito estuvo en Catamarca, en los salones del Hotel Casino y con un auditorio de más de 45 obreros de la gastronomía. El evento fue organizado por la Asociación de Hoteles, Restorán, Bares, Confiterías y Afines de nuestra provincia, que comanda Antonieta Cattaruzza, recibiendo el apoyo total de Fehgra, entidad nacional que nuclea a los dueños de hoteles y restorán de nuestro país y que administra Roberto Brunello.                                                                                                                                               Tuvo este simposio un alto contenido académico que les servirá mucho a quienes escucharon al disertante, y que podrán poner en práctica en cada una de las jornadas laborales.
Según se dijo, vienen a nuestra provincia más disertaciones, y serán muy provechosas, de la mano de las mismas instituciones, ya que Catamarca de la Virgen del Valle es considerada como provincia de turismo emergente, quiere decir con altibajos en presencia turística, y que al paso que está transitando poco a poco va creciendo y aumentando el índice de presencias, y por ende necesita mejorar el nivel de servicios.

Comentá esta nota