Columnistas | Panorama TurísticoViernes, 14 Junio, 2013 - 07:15

Edición Impresa

Uniendo pueblos

Es indudable que una red vial para cualquier país del mundo es fundamental para su progreso. Tener caminos que conectan cada localidad entre sí, genera una vinculación entre ellas, que siempre se ve reflejada en el avance.
Mahama Gandi, líder de la India, liberó a su país de los ingleses con una sola herramienta, que fue los ferrocarriles, una revolución pacífica.
Catamarca tiene muchos pueblos incomunicados por su complicada geografía, donde se hace difícil llegar hasta ciertos lugares; a pesar de todo, algunas rutas nuevas se hicieron y otros proyectos de este tipo están a punto de ejecutarse.
Prueba cabal de lo que mencionamos es la nueva ruta que une El Rodeo con la Banda Sud, que pertenece a la localidad de La Puerta. Esos 18 km, que fueron inaugurados hace dos años y medio aproximadamente, entre bellos cordones montañosos, le dio conectividad a dos sectores muy importantes del llamado Valle Central.
Un detalle a tener en cuenta es que en algunos sectores de la nueva traza no se ha terminado de asfaltar correctamente, una tarea que el área de Vialidad tiene previsto hacerlo en algún momento. En la zona, el recorrido posee muchas curvas, en las cuales se puede recorrer el lugar en medio de bellos cardones, y en otros pasar cerca de los patios de las viviendas que están ubicadas a la vera de la ruta, lo que le da una singular belleza, pasando a formar un circuito distante a pocos kilómetros de la Capital, y que al recorrerla nos encontramos con matices de todo tipo. Donde uno se detenga y cuente la cantidad de vehículos que circulan por la misma, queda sorprendido! Los fines de semanas, en verano se registra el paso aproximadamente de entre 1.500 a 1.800 vehículos, en tanto que los días de semana, las visitas bajan hasta 800 automóviles.

Invierno
De todos modos, la sorpresa se produce en los fríos días de invierno, cuando entre sábado y domingo, se puede contar más de 1.000 personas transitando un recorrido con características únicas en la zona. Para las estadísticas es un número alto, y que sin lugar a dudas da para preguntarse ¿qué servicios se deben instalar para que se reciba a más personas en el lugar?
Lo bello de sus montañas; el río que serpentea el camino presenta una hermosa cascada, invita a los turistas a sorprenderse por la belleza natural, la cual habría que agregar más servicios que dejen conformes a los visitantes. En el tramo de ingreso por la villa de El Rodeo está muy bien decorado con murales, ordenadores viales, iluminación, faltando más iluminación y carteles que decoren el sector.
Lamentablemente, no alcanza con las bellezas naturales, sino que hay que trabajar arduamente entre la provincia y los municipios para explotar esta zona turística importantísima para los catamarqueños. Actualmente, no se conoce una mesa de trabajo entre las direcciones de turismo de El Rodeo y La Puerta, ya que sería muy provechosa una estrategia para lograr atraer al visitante.
Sabemos que hay acciones menores que hasta rayan en lo doméstico, pero que poco a poco sirven a la hora del progreso.
Hasta el momento, la visión de proyectos de ambas reparticiones tampoco es pública, pero a pesar de todo, los turistas llegan hasta ambas localidades y eso es muy importante, por lo que hay que generar proyectos y cristalizarlos, para que el que visitó la zona lo difunda y quiera volver.
Por ejemplo, sería interesante en la salida de las dos localidades colocar cabinas de información al turista, publicidad completa para guiar con comodidad a quien vaya al lugar. En el medio de su recorrido, sería fabuloso un gran parador con un estacionamiento amplio, y que se brinden servicios de cafetería, sandwichería, pastelería y helados. En su periferia, pérgolas con asientos para pernoctar al aire libre.
Este parador, que se podría ubicar en los más alto del camino, reportaría a cada persona un alto placer en el lugar, generando hasta la posibilidad de pasar una noche entre las bellezas naturales del lugar. Esto generaría más turismo y divisas para las municipalidades.
En el sector más bajo y a un costado del camino, se observa el curso de un río, donde por cierto abundan piedras muy grandes y que serían muy importantes para realizar obras menores, y sobre todo para conformar un  circuito de motocross y cuatriciclos, para aquel que admira esa disciplina.
La carretera corta que une estos dos pequeños conglomerados de montaña, en la región norte del Valle, tiene un futuro inimaginable, por los motivos que describimos, como por otros que a lo mejor no citamos, pero en una morfología natural cómo la que tiene Catamarca nos podemos dar el lujo de proyectar en la faz turística un sinnúmero de acciones, que serán muy contributivas.
Desde nuestro rol de la observación, ponemos todos los votos en este pintoresco trazado asfáltico, y contribuyendo a quienes tienen la responsabilidad de administrar, sepan que cuentan con un gran recurso.