Columnistas | Panorama MunicipalMartes, 24 Septiembre, 2013 - 07:15

Edición Impresa

Embajadora de los humildes

Por Adrián Araoz (*)

La primavera llegó. Dicen que es la estación del año donde reina el amor, la comprensión, los aromas y todo florece. Pero en este año, a causa de las listas de candidatos a concejales de la Capital, reina la antipatía, la incomprensión y floreció la discordia y descontento al por mayor. En medio de este sombrío panorama político apareció una figura inesperada: la hermana Jimena Herrera, quien encabeza la lista de concejales de la Capital por el Frente para la Victoria. Una persona indiscutible y ejemplo de vida para propios y extraños. Llega desde el tercer sector y -cuentan los pajaritos- es un nuevo aire para la política. Sin duda, su presencia en el estrado político marcará un antes y un después…
Todo cambia y con  la llegada de la hermana Jimena, podría ser un punto de partida hacia una política orientada hacia los más desprotegidos y humildes. 
Se puede estar de acuerdo o no con la postulación de ella, pero lo que no se discute es su liderazgo social cimentado en el trabajo comunitario de servir las 24 horas al prójimo.
A último momento
La figura de Jimena sacudió el tablero político. Cuentan los pajaritos que recibió el apoyo incondicional de la comunidad por su decisión de comprometerse en el mundo de la política. Saben que su vocación de servicio hacia lo más humildes no cambiará por ocupar una banca en el Concejo Deliberante de la Capital. Es más, luchará desde allí por ellos.       
Cuentan los pajaritos que la aceptación de Jimena se concretó a último momento, y esto habría sido un golpe duro para aquellos que no contaban con su postulación. Dicen que hasta los encuestadores se sorprendieron ante la aceptación social que tiene.         
Malestar al por mayor
Del otro lado de la vereda, cuentan que los enojos y desaprobaciones por la lista de candidatos a concejales por la Capital también estuvieron a la orden del día. Todos los dardos apuntaron al candidato en primer término por el Frente Cívico y Social, Gilberto Filippín, a quien se le cuestiona la falta de militancia y compromiso partidario. Dicen que saltó desde el escritorio a la banca solo por ser un hombre de confianza del sobrino del ex gobernador y actual presidente del Concejo Deliberante de la Capital. Por éste y otros motivos, la militancia del Frente opositor todavía está de cama.
Cuentan los pajaritos que a pocas horas de ser confirmado como candidato a concejal, el hombre ya se habría mostrado en sociedad en un evento de rock que organizó días pasados el Concejo Deliberante de la Capital. Apareció distendido, sonriente y vestido para la ocasión, con una campera de cuero negra y jean a tono. Es más, dicen que algunos ya lo apodaron “el Bodeu” de la Capital, pero sin Cristina.                 
Museo de las irregularidades  
Las obras vienen siendo un caballito de batalla de la gestión de RJ, lo que no quita que tengan problemas, ni mucho menos que no existan serias sospechas de cómo se hacen o se dejan de hacer las cosas, según las normativas que rige la Administración Pública, tal el caso de la obra del Museo de la Ciudad que, si bien está casi concluida, y que a simple vista parece ser que es un emprendimiento de primer nivel, cuentan que (en voz baja ), los mismos empleados municipales comentarían detrás de las rejas del edificio que los detalles de terminación y estética dejarían mucho que desear…
Esto no sería más que un problema menor de maquillaje. El verdadero inconveniente se escondería entre las paredes.   
Esta obra se inició en la gestión del ex gobernador Brizuela del Moral cuando era intendente, luego pasó a manos Ricardo Guzmán, y no pudieron concluirla. Y estuvo signada por graves irregularidades, entre denuncias de robo, de malversación de fondos, de empresas de amigos, en amigos que llegaron a cotizar y cobrar hasta tres veces el mismo trabajo. Abandonaron la obra casi a escondidas. Hoy la obra es una realidad y está a pocos días de cumplirse. Todo un anhelo para aquellos vecinos que esperan contar con este espacio que recuperará la cultura y el patrimonio histórico de la ciudad.   

Comentá esta nota